Foto centauri

Bienvenid@ al universo de la fotografía y vídeo

Canon y Nikon ya han puesto toda la carne en el asador tras los recientes anuncios de cámaras y objetivos, movimiento que puede ser interpretado por parte de algunos profesionales que siguen trabajando con réflex, como el anuncio de un "futuro abandono", pues todos (o la mayoría) de recursos en I+D están ahora destinados a fortalecer su gama de cuerpos y ópticas sin espejo.

Esta diferencia (en I+D) se hace más notable cuando vemos los análisis de las nuevas ópticas de todos los fabricantes, ya que no son una simple actualización de los modelos "antiguos", sino que tienen un diseño completamente nuevo.

Los profesionales de lensrental.com ya constataron que el nuevo Nikon Z 24-70mm f/2.8 S o el Canon RF 70-200mm f/2.8 IS son una obra de ingeniería excelente, tanto en el diseño como en sellado.

Nikkon 24-70 f2,8 (izq) y Canon RF 70-200 f2.8 (derecha), cortesía de lensrental.com

Pero estos avances no se limitan a una mejor construcción, sino que permiten ofrecer nuevas ópticas, como el increíble y absurdamente caro y pesado Nikkor Z 58mm f0,95 S (2kg de objetivo por aprox 7.400€), o el excelente Canon RF 85mm f/1.2 USM L (a partir de 2.400€), que ha sido calificada por opticallimits como una de las mejores (por no decir la mejor) óptica que han probado nunca.

En definitiva, el formato sin espejo ha venido para quedarse, y la calidad óptica que dan los nuevos objetivos, sobre todo para cubrir los exigentes sensores actuales con cada vez más megapíxeles, está empezando a inclinar la balanza.

Publicar comentario

Tu email no será publicado. Los campos requeridos están marcados con *.